En los últimos años, el sector asegurador se ha visto inmerso en un proceso de transformación buscando acercarse a un nuevo cliente, más dinámico, digital y con unas expectativas muy diferentes a las de su target tradicional.

¿Cómo ha visto reflejado el sector este cambio de tendencia? En este post nos centraremos en las claves que han motivado el cambio en este sector.

Diferentes tipos de clientes y pólizas a medida: Con un público objetivo cada vez más heterogéneo y las nuevas tecnologías en analítica de datos, se ha llegado a una tendencia global hacia la “personalización” de los productos y servicios ofrecidos por las empresas. El sector asegurador, como no podría ser de otra forma, ha sabido enfocar este fenómeno generando productos muy acordes a las necesidades de sus clientes, y un ejemplo claro son los microseguros, con los que el usuario puede asegurar exactamente lo que quiere, obteniendo un servicio a su medida.

Importancia de la experiencia de cliente: El concepto de experiencia de cliente ha cobrado una gran importancia en los últimos años, esto es indiscutible. La adopción masiva de los medios electrónicos como canal de comunicación por los usuarios, priorizado la necesidad de adecuar el sector a las nuevas expectativas de los clientes.

Nuevos canales: En línea con el punto anterior, hay que destacar que el teléfono móvil se ha convertido en una herramienta perfecta de comunicación e interacción con clientes en este sector. Su uso, está generando mejoras en la oferta y presentación de opciones de contratación de productos, muy apreciadas por los usuarios, como el poder contratar a distancia en cualquier momento y lugar.

Desarrollo del Insurtech: Una nueva vertiente de desarrollo del sector que engloba un gran número de empresas cuya premisa se fundamenta en la aplicación de una serie de innovaciones tecnológicas al negocio de los seguros para ampliar su alcance y generar una propuesta de valor alternativa. Al principio eran empresas “jóvenes” o startups, pero cada vez son más aseguradoras las que buscan aplicar estas novedades tecnológicas como el IoT, Blockchain o los asesores virtuales.

Cambios regulatorios: Por otra parte, este sector ha experimentado diversos cambios regulatorios que, si bien algunos aún no se han hecho efectivos, pronto pasarán a serlo, modificando sustancialmente el entorno que influye en estas empresas. En este campo, por ejemplo, encontramos el nuevo Reglamento General de Protección de Datos o la nueva Ley de distribución de seguros.

En conclusión, vemos que el sector asegurador cuenta con muchas oportunidades de desarrollo e innovación, y debe aprovechar esta transformación para no quedarse atrás. Pero esto no implica sumarse a todos los cambios, sino contar con un plan adecuado que les permita implementar aquellos que más beneficien estratégica u operativamente a la compañía y, sobre todo, considerar que los cambios que se apliquen propicien la creación de valor en la empresa y el sector.

 

CompárteloShare on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter